Reportes de Manejo

Prueba al Peugeot 207 CC: ¡Brillante Coupé, Exquisito Cabriolet!

<P class=MsoNormal style="MARGIN: 0cm 0cm 0pt"><SPAN style="FONT-SIZE: 8pt; FONT-FAMILY: Verdana">Fiel a la tradición descapotable de la marca<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /><o:p></o:p></SPAN>

24-06-2008

Prueba al Peugeot 207 CC: ¡Brillante Coupé, Exquisito Cabriolet!
24-06-2008,

 

Apelando a la tradición descapotable de la francesa Peugeot, que ya desde la década de los treinta apostaba por este tipo de carrocería, probamos la última novedad del segmento de los Coupé-Cabrios de la marca del león, el 207 CC.

 

Tal como lo define su nombre CC, este modelo sufre una verdadera metamorfosis, pasando de un vehículo versión Coupé de dos volúmenes derivado del nuevo 207, a un precioso Cabriolet apto para cualquier estación del año.


 

 

El modelo es perfecto para el uso diario, todo el año, gracias a las ventajas que ofrece el techo rígido plegable, activado con un único botón y que demora sólo 25 segundos en transformar su carrocería y bajar automáticamente sus 4 vidrios. Así, no hay inconvenientes ante las inclemencias del tiempo y ante los ruidos, sin olvidar a los amigos de lo ajeno; además de contar con un más que razonable espacio para el maletero.

 

 

Se coloca de lleno entre los mejores representantes de este segmento, que aún tiene un precedente en el exitoso 206 CC. El 207 CC posee una imagen más proporcionada como coupé, habiendo sido concebido para mostrarse bello con ambas situaciones de carrocería. Además, por precio se coloca en una posición muy competitiva, con un precio promocional de $10.995.000.

 

 

El 207 CC presenta un aspecto general atlético y refinado, realizado con trazos suaves y elegantes que recorren fluidamente la carrocería desde el afilado frontal, dibujando una forma de cuña que se eleva hacia la zona trasera, remarcado por su techo curvado y una zaga muy compacta en tensión, que le otorga una imagen más aplomada y potente.

 

 

La vista de perfil muestra una línea descaradamente aerodinámica, con un parabrisas muy inclinado y un techo duro en tres partes que crean una imagen muy deportiva, protegen a los pasajeros traseros del viento cuando se circula a techo descubierto y rememora modelos deportivos de la marca.

 

 

Sus 4 metros de longitud y su gran distancia entre ejes de 2,5 metros permiten una capacidad interior propia de los cabrios derivados de coupés de mayor tamaño, potenciando su diseño elegante y funcional.

 

 

Las cotas interiores para los pasajeros delanteros son de las mejores de su categoría, aunque en las plazas traseras, como es típico en estos vehículos derivados de modelos compactos, aparece perfecto sólo para niños. Un fiel 2+2.

 


Ir a 2DA Parte Prueba Peugeot 207 CC: ¡Brillante Coupé, Exquisito Cabriolet!


 

Comentarios

Contenido provisto por Autocosmos.com